¿Porque es tan difícil rescatar a los niños Tailandeses?

La feliz noticia de que encontraron con vida a los 12 niños y su entrenador atrapados en la cueva de Tham Luang, en Tailandia, pronto se vio opacada cuando los especialistas dieron a conocer que ese sólo era uno de los primeros pasos. La pesadilla aún no termina para los menores y su entrenador ni para sus familiares, mucho menos para los más de mil rescatistas que trabajan a marchas forzadas para sacarlos de ahí. Las dificultades para sacarlos son enormes, pues los 13 se encuentran en un muy reducido espacio a más de dos kilómetros de la entrada de la cueva y a una profundidad de entre 800 metros y un kilómetro. Además, el lugar quedó aislado de la entrada debido a las inundaciones que provocaron las fuertes lluvias en los días recientes, por lo que no hay muchasvías de salida para los niños y su entrenador de futbol. Casi desde que se supo que estaban atrapadados, las autoridades se encargaron de drenar el agua de la cueva, pero debido a que se pronostica que las lluvias continúen, esto puede llevar semanas, e incluso meses. Por ello, la Marina tailandesa anunció que enviarían alimentos con los que puedan mantenerse por lo menos cuatro meses y que entrenarían a los 13 para que aprendieran a bucear, ya que ni siquiera saben nadar. Sin embargo, esto no es todo. Aunque aprendieran a bucear, hay algunas partes de la cueva que son demasiado estrechas y sin luz, lo que exige mucha experiencia para poder pasar con los tanques de buceo. Bajo estas condiciones, cualquiera de los niños, que tienen entre 11 y 16 años, podría entrar en pánico al tener visibilidad cero y encontrarse en condiciones extremas. Otra de las opciones es perforar agujeros en las paredes de la cueva, pero eso requeriría la construcción de nuevos caminos sobre la superficie de la cueva para acomodar el equipo de perforación necesario para atravesarla.

Comments

comments

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.